Camino Socialista

21 junio, 2010

Los gonzalistas en la encrucijada

Filed under: Actualidad,Debate / Polémica — caminosocialista @ 10:52 am

Por Javier Artese

Coincido con un periodista liberal y de derecha como Federico Salazar que defiende el derecho de cualquier persona de clamar por la amnistía a favor de Abimael Guzmán y de que ésto no puede ser reprimido ni considerado bajo ningún punto de vista legal de “apología del terrorismo” (1). Sin embargo, debo precisar que éste no es el problema principal de la nueva estrategia política senderista, sino su divorcio de la realidad y de las necesidades políticas del pueblo peruano, algo consustancial al gonzalismo y que sin duda lo llevará nuevamente al fracaso político.

La nueva estrategia gonzalista

El día que cayó detenido el profesor de filosofía Abimael Guzmán Reynoso cambió, como por arte de magia, toda su percepción de la situación política y en consecuencia de su estrategia política. En la práctica, en los hechos, lo único que había cambiado era su situación personal: de dirigente clandestino a detenido “en las mazmorras de la reacción”. Pero como buen individualista y semi dios de la organización para el debía cambiar toda la estrategia política de su partido.

Desde entonces todos los factores y elementos de la “realidad” que habían sostenido la “inmarcesible lucha armada”, la “creciente y victoriosa guerra popular”, y que habían llevado a que el “equilibrio estratégico remezca el país” se modificaron por completo, de cabo a rabo, de un momento a otro.

La capitulación de la cúpula senderista, la firma del Acuerdo de Paz, la prioridad política de embarcarse en una estrategia de defensa legal desplazan por completo las prioridades política de Sendero Luminoso y se crean las condiciones para gestar un nuevo proyecto político que ya no tiene como eje la lucha armada, la revolución popular, la guerra de guerrillas, etc.

La nueva estrategia del senderismo tiene como eje -aunque usted no lo crea amigo lector o lectora- la “reconciliación nacional”, la “amnistía general” a todos los partícipes en el conflicto armado: y el instrumento para hacer efectiva esta estrategia es nada más y nada menos que la participación electoral, para lo cual se han embarcado en la recolección de firmas para inscribir un “partido de izquierda” ante el Jurado Nacional de Elecciones (2).

El cambio de actitud política y de lenguaje es enternecedor.

Los efectivos de las fuerzas armadas que asesinaron a miles de campesinos quechua-hablantes ya no son criminales, la guerra popular ya no es el criterio de la verdad y el indicador de lo revolucionario, los que participan en las elecciones ya  no son “cretinos parlamentarios”, y así por el estilo.

Ahora nos encontramos con una propuesta senderista monda y lironda, que ha dado un giro de 100 por ciento, que dogmáticamente ha reemplazado sus consignas dogmáticas por otras, más postizas y farsantes que las anteriores y que nadie se las cree. Y es que -como dice el refrán popular- “aunque la mona se vista de seda, mona se queda”.

El problema de fondo del gonzalismo

Sendero Luminoso cambiará de discurso, de ropaje verbal, de estrategia política… pero la esencia del gonzalismo, lo que no cambia en él es su identidad con el pensamiento individualista, dogmático de un humilde profesor de filosofía que un día se creyó el nuevo Semi-Dios del Marxismo. ¡Este es el problema de fondo del Senderismo! Haberse construído a imagen y semejanza de una persona: Abimael (3) Guzmán, rebautizado como “Presidente Gonzalo”.

Sendero Luminoso no se ha construído en función de una doctrina colectiva, de un acervo común, sino del mito de infabilidad en torno a un individuo, a un sujeto, a una persona. Es por esta razón que Sendero Luminoso no ha formado una militancia “pensante y operante” sino una seguidilla de acólitos que no pueden pensar políticamente por cuenta propia, en función de la realidad.

La mejor demostración de que la militancia senderista no piensa políticamente por cuenta propia es que se han creído a pies juntillas todos los embustes inventados por Gonzalo sobre la “creciente guerra popular” y  no han reparado que se estaban estrellando contra el pueblo, contra la opinión pública, contra la realidad. En su apogeo político nadie se atrevía a corregir a Gonzalo ni mucho menos opinar en contra porque Gonzalo era “garantía de triunfo”. Es increíble pero a esta forma de liderazgo mesiánico trasnochado, propio de la edad de las catacumbas, se le estimaba como expresión del socialismo marxista o socialismo científico.

El vía crucis de los seguidores de Gonzalo

Apresada la “garantía de triunfo” a la militancia senderista y prosenderista no le queda otra cosa que variar de cabo a rabo su programa, estrategia, táctica, planes, etc. y reducirla a lo único que puede darle algún sentido a su identidad gonzaliana: luchar por la libertad de Abimael Guzmán. A esto se reduce la nueva estrategia senderista.

No cabe duda de que a Abimael se le está aplicando un sistema carcelario inhumano, injusto e ilegal; y en lo que corresponda hay que hacer causa común porque se le respeten las condiciones justas tanto a él como a muchos otros presidiarios. Pero nuestra observación apunta a que la identidad política de una propuesta que se reclama revolucionaria no puede partir ni terminar en función de una persona, por más genial que ésta sea.

Un partido revolucionario nace para dar una respuesta a la realidad integral, para encauzar la lucha de clases en sus diversos aspectos, para colocarse a la vanguardia de las luchas sociales y buscar una solución más justa a los problemas que aquejan al pueblo y que las clases dominantes son incapaces de resolver.

La construcción de un movimiento por la Amnistía General para la reconciliación nacional es no solo descabellada, políticamente inviable sino que además injusta e inmoral. Los asesinos de miles de líderes sociales e incluso de comunidades enteras -asesinos de uno y otro bando- no pueden ni deben ser amnistiados sólo por que queremos que Abimael esté libre para que nos diga que más debemos hacer como proyecto político.

En la nueva propuesta política siguen confundiendo la naturaleza de “frente” y “partido” y definen el Movimiento por la Amnistía y Derechos Fundamentales así:

Carácter: es un organismo de Frente dirigido por la forma superior de organización a través de hegemonía y es un organismo de clase, en consecuencia tiene por ideología el marxismo-leninismo-maoísmo y su aplicación a las condiciones concretas de la sociedad peruana actual.“(4)

De esta manera se aprecia que continúan pensando que los organismos generados, de fachada o que las instancias del frente único son instrumentos maleables, manipulables, al antojo de la cúpula dirigente. Y esto es “hegemonismo” no hegemonía. Esta es la vieja política criolla de imponer criterios políticos y está reñida con la propuesta y estilo de José Carlos Mariátegui La Chira. Es esta vieja política la que llevó al fracaso al viejo proyecto senderista y sin duda provocará que el nuevo proyecto tampoco calce con la realidad. Podrán movilizar algunos cientos de personas pero no podrán dar un nuevo curso a la lucha social en el Perú.

La tarea de los seguidores de Mariátegui

Como afirmé en un artículo anterior (5) que levantó mucho polvo por una palabreja y no tanto por el contenido es fundamental deslindar de manera tajante, sin miramientos ni concesiones con el gonzalismo. Más aún cuando los senderistas, a falta de íconos propios, siguen tratando de utilizar a José Carlos Mariátegui la Chira como su mentor ideológico y siguen generando confusión en el pueblo.

En esto no podemos ni debemos hacer concesiones. El pensamiento Gonzalo es la negación -no dialéctica sino dogmática, izquierdista y vergonzante- del Pensamiento de Mariátegui, y Sendero Luminoso es algo totalmente distinto al Camino de Mariátegui.

Los seguidores del Camino de Mariátegui continuaremos nuestro trabajo de unir al pueblo en torno a un verdadero frente único (no de fachada), asociado a un verdadero programa de cambio social, explicando la necesidad de la Revolución y el Socialismo y desarrollando las condiciones subjetivas para que nuestro pueblo peruano tome la historia en sus manos.

Y este trabajo de construcción se realiza en función de las necesidades de la propia realidad y no en función de las necesidades de un individuo. Esta es otra diferencia esencial entre los seguidores de Mariátegui y los seguidores de Gonzalo.

Notas:

(1) Federico Salazar: “No es apología del delito”. Diario La República, 20 de junio de 2010: http://www.larepublica.pe/contrapelo/20/06/2010/no-es-apologia-del-delito

(2) Ver: Movimiento por la Amnistía y Derechos Fundamentales: http://movamnsitiayderfundamentales.blogspot.com/

(3) Abimael es un nombre de varón de origen hebreo que significa: “Mi padre es Dios”. Es muy probable que Abimael Guzmán haya conocido el significado bíblico de su nombre. Lo grave es que se lo haya tomado en serio.

(4) Ver: “La coyuntura electoral y la participación en las elecciones. Informe especial”, sábado 8 de mayo de 2010: http://movamnsitiayderfundamentales.blogspot.com/

(5) Javier Artese: “Que  no jodan los senderistas” en Camino Socialista: https://caminosocialista.wordpress.com/2010/04/14/%C2%A1que-no-jodan-los-senderistas/

Anuncios

2 comentarios »

  1. Sr. Astete,
    Francamente la pobreza de sus comentarios reflejan la pobreza de su alma.
    Solo atinare a desenmascarar la posicon q asume:

    “El día que cayó detenido el profesor de filosofía Abimael Guzmán Reynoso cambió, como por arte de magia, toda su percepción de la situación política y en consecuencia de su estrategia política”.
    Señor Astete, es muy simplista en sus analisis, los calificativos, cliches, denotan revisinismo, segun usted q se considera con un criterio superior, q corresponderia en estas circunstancias? continuar la lucha armada? seguir acumulando fuerzas? reconstituir lo reconstituido? formar otro partido?
    Las decisiones trascendentales q tiene que dar todo proceso revolucionario, obedecen a leyes de la historia, lea señor, si lea un poquito de la rica experiencia del proletariado internacional, lea un poco a Marx en la gran solucion q dio ante la cahida de la comuna de paris hecho historico en q el proletariado tomo por primera vez el poder, lea algu de Lenin y su planteamiento de la lucha politica sin armas luego del recodo de 1905, lea algo de acuerdos de paz entre el PCCH y los nacionalistas chinos ante la invasion de Japo, en fin lea algo de Marxismo para q ose cuestionar con base y no hable tonterias.
    Usted cre q las grandes decisiones y definiciones politicas se dan por arte de magia, vaya subjetivismo, asi se dice serguir el camino de mariategui, el fue Marxista Leninista en su epoca, no insulte la memoria de nuestro fundador.
    “en las mazmorras de la reacción”.
    Por q usted coloca entre comillas la denomizacion correcta de las carceles del estado destinadas a confinar a los luchadores sociales que ozaron alzarse en armas, ese sarcasmo otra vez, denota la falta de argumentos politicos, que para usted son carceles doradas, francamente tiene usted criterior reaccionarios, acaso usted ha investigado, sabe algo de como ha sido y es la politica del estado contra los luchadores sociales, acaso no quedaron demostrados hasta la saciedad q tenian ese caracter con el solo hecho de reconocer los tipos de gobierno q las controlaban, entonces como llamaria usted al gobierno de fujimori, lo llamaria gobierno democrata, por q para usted no eran mazmorras a donde este genocida confinaba a los luchadores sociales.
    “La capitulación de la cúpula senderista, la firma del Acuerdo de Paz”
    Investiga, lea un poco Sr. Astete, para que entienda un poquito la lucha de clases se expresa de dos formas: lucha politica sin armas(ejemplo de ello son las huelgas, paros, protestas populares, etc) este tipo de lucha de clases es constante, nunca se detiene en una sociedad de clases y la otra es la lucha politica con armas, la cual deriva del desarrollo de la primera y se dan cuando existe lo que llamamos situacion revolucionaria. En la actualidad se ha concluido de lucha cruenta como es el proceso vivido en las decadas del 80 y 90 y se ha pasado a una lucha incruenta, las guerras como hechos politicos, deben de concluir en un acuerdo politico, estos son los acuerdos de paz, en el lado de la colina del pueblo, el dr. abimael, exigio un acuerdo de paz, cosa q no fue aceptado por el estado peruano, era algo q tambien era de esperarse, pero por el cual se tenia q luchar, en vista a la situacion de prisionero en la q se encontraba el Dr. Guzman cuando pidio, conversaciones para un acuerdo de paz(que no es de ningun modo capitulacion), cosa que el estado utilizo para presentarse como triunfadores, pero q de ningun modo resolvia los problemas derivados de la guerra, miles de presos, exiliados, autoexiliados como el sr. Ibarra, perseguidos, requisitoriados, desplazados, victimas directas e indirectas, aparte de una ley contra subeversiva aun vigente q respaldan la criminalizacion de las luchas populares hoy, la negacion de derechos fundamentales delpueblo, etc, es decir problemas derivados a los q nadie puede ser miope de no ver, salvo mentes mas reaccionarias incluso en el lado del pueblo.
    Toda guerra pasa necesariamente por una amnistia general, ojo general, por eso cuando se pretende amnistiar a los militares de colina o al mismo fujimori, el pueblo expresa su rechazo, por q una amnistia tiene q ser general para ambas partes de la guerra, eso no significa conciliar con los genecidios perpetrados por las FFAA y policiales, mas por el contrario sirve y legitima la verdad historica q debera ir abriendose paso poco a poco, es decir escribir la verdadera historia del hecho politico q ocurrio en los años 80 y 90.
    Ahora usted cree q el proceso revolucionario y social del proletariado y pueblo del peru, va ser el unico en la vida, pues se lo dejo para su analisis sesudo e indique usted mismo derivado de esta explicacion si se dara nuevamente.
    Total la lucha de clases es constante, usted dira y donde quedan los miles de muertos, los de la colina del pueblo, son nuestros heroes, quienes desde jovenes desprendiendose de sus intereses del pueblo asumieron los del proletariado por su emanciàcion, no implica de ningun modo traicion, por q tienen autoridad moral de decirlo si lo hubiere las verdaderas victimas del lado del pueblo, que hoy lucha por amnistia general, solucion politica y reconciliacion nacional, este ultimo reitero no es reconciliacion de clases como antojadizamente lo manifiesta el revisionismo, entiendan nuevamente, usted en particular señor Astete, la lucha de clases es esterna, no existe reconciliacion de clases y ademas dejen q el proletariado es la que define y decide.
    Solo han sido algunas lineas para rebatir comentarios antojadizos, carentes de sustento politico e intereses trasnochados de quienes siempre traficaron con los intereses del pueblo y hoy quieren nuevamente levantar cabeza, pero saben, el pueblo ya los conoce, las masas son sabias.

    Comentario por Mauricio Zegarra — 13 julio, 2010 @ 6:27 am | Responder

  2. Correccion:
    “quienes desde jovenes desprendiendose de sus intereses del pueblo asumieron los del proletariado por su emanciàcion”
    por:
    “Quienes desde jovenes desprendiendose de su interes individual(dejando familia, estudios y propiedades si las tubieron)asumieron los intereses del proletariado y el pueblo por su emancipacion”

    Comentario por Mauricio Zegarra — 13 julio, 2010 @ 6:34 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: