Camino Socialista

4 abril, 2010

Retomando a Mariátegui. Comentario del libro “El Pez fuera del Agua”

Por Sergio Galileo

I

Son 45 años que han pasado desde la realización de la V Conferencia Nacional del PCP. Recuerdo que por los años 70, con los camaradas del Círculo Lenin, iniciados en el marxismo por cuenta propia, nos proponíamos investigar la historia del Partido. Asumimos todos lo basal que era el pensamiento de Mariátegui para cualquier tarea de investigación propia, y encontramos en la V CN  PCP, las resoluciones del único y auténtico PCP. De allí en adelante nuestra necesidad estaba centrada en convertirnos en militantes “pensantes y operantes” del PCP.

Ahora que leo y estudio el libro recientemente publicado del c. Eduardo Ibarra, vienen a mi memoria aquellos tiempos. Me siento como en aquella oportunidad en que conocí las resoluciones de la V Conferencia, pues hasta ahora veía una nebulosa que me impedía ver donde está el Partido. Pensaba yo que el Partido había fracasado en los años que duró la guerra interna, y que con el viraje a la derecha que dio Gonzalo se acabó definitivamente la historia de combate del PCP. Estaba completamente equivocado, pues fracasó el “oportunismo de izquierda” y la “cuarta espada” y no el Partido mismo.

II

Eduardo Ibarra realiza de manera sistemática y completa la crítica al oportunismo de izquierda, teniendo siempre a la vista la Base de Unidad Partidaria (BUP). La militancia y todos los amigos del Partido encontrarán en las páginas de su libro una exposición íntegra de la cosmovisión del Partido. Leyéndolas, aprenderán el porqué siempre es importante conocer la línea ideológica, teórica, política y orgánica del comunismo peruano. Esto lo digo porque en el Partido, muy temprano se abandonó, se desvió, se escondió, se bastardeó, la línea que nos legara José Carlos Mariátegui. Y bastante lamentable que la acción de Sendero significara una nueva desviación con respecto al pensamiento de Mariátegui.

La línea en su conjunto es la savia de la que se alimenta el Partido, es por ello que debemos tomarla evitando todo tipo de contaminación. La palabra del Partido está en sus documentos oficiales y sin ella sería difícil discernir entre lo correcto y lo erróneo. Y esa palabra del Partido tiene como médula y savia al Marxismo-Leninismo y al pensamiento de Mao.

Los comunistas peruanos, con Mariátegui a la cabeza, supieron legar la línea Ideológica del Partido. La establecieron cuando definieron al marxismo-leninismo como la base ideológica, en plena polémica contra el revisionismo y el oportunismo internacional. Lo definieron como el marxismo de la época del imperialismo y la revolución proletaria. Todo ello tomando en cuenta que el marxismo es antes que todo la dialéctica.

Luego, el comunismo internacional tomó el pensamiento de Mao como continuación del Leninismo dentro del contexto de la época que estamos viviendo. Y sobre todo en abierta polémica contra aquel nocivo y liquidador revisionismo que comenzó con Kruschov. Todo este legado está establecido en la BUP.

Para el comunista peruano está claro que Gonzalo y su secta se apartaron por completo de la línea ideológica, al tratar de establecer el “maoísmo” como “tercera etapa”, tan solo como trampolín de su famoso “pensamiento Gonzalo”. En este comentario remito al lector directamente al libro del c. Eduardo Ibarra para una visión más completa del tema.

III

El egotismo burgués representado por Gonzalo, echó por tierra al pensamiento de Mariátegui. Sin el pensamiento de Mariátegui todo es oscuridad, es como caminar sin rumbo. El libro que comento hace una perfecta síntesis de los aportes del pensamiento de Mariátegui en la construcción del socialismo peruano, a tal punto que debería ser el programa de estudios de los círculos o comités mariateguianos en cuanto al conocimiento básico del pensamiento de Mariátegui, piedra angular de la BUP sancionada en la VI CN del PCP el año 1969.

Los 4 libros fundamentales

  1. Defensa del Marxismo, línea ideológica.
  2. 7 Ensayos, línea teórica.
  3. Ideología y Política, línea política.
  4. El alma matinal, línea orgánica.

Los tres artículos básicos

  1. El 1º de mayo y el frente único
  2. Un Programa de Estudios Sociales y Económicos
  3. Polémica finita

Los tres documengtos políticos

  1. Aniversario y balance
  2. Acta de constitución del partido
  3. Principios programáticos del Partido Socialista

Las tres tesis teóricas

  1. Antecedentes y desarrollo de la acción clasista
  2. Punto de vista antiimperialista
  3. El problema indígena

Las tres estrategias

  1. Principio estratégico
  2. Camino estratégico
  3. Plan estratégico

Al apartarse de Mariátegui, el senderismo intentó generar luz propia con el llamado “pensamiento Gonzalo”. Se apartó, quizás del aporte más importante hecho por Mariátegui a la Línea teórica, a saber: el estudio de la realidad profunda del Perú de todas las sangres, en sus magistrales 7 Ensayos. Gonzalo se apartó de lo original de las conclusiones de Mariátegui en cuanto a la experiencia comunitaria en el campo peruano que llevaría directamente a una solución socialista al problema de la tierra. Quiso aplicar de manera mecánica la teoría de Mao sobre la revolución democrática en un clima muy diferente.

Es verdad indiscutible que José Carlos Mariátegui realizó con un talento y una personalidad singulares la labor de hallar nuestra propia forma, nuestro propio camino, nuestro propio estilo. Como habría dicho Lenin, el Amauta desplegó “iniciativa, flexibilidad mental, inventiva, trabajo independiente en una tarea histórica original” p.56

Con estas palabras, el c. Eduardo Ibarra realiza la valoración correcta de los aportes de Mariátegui. El Amauta nos enseña:

No queremos, ciertamente, que el socialismo sea en América calco y copia. Debe ser creación heroica. Tenemos que dar vida, con nuestra realidad, en nuestro propio lenguaje, al socialismo indo-americano. He aquí una misión digna de una generación nueva.” T.13, p.249

Y señala la esencia del problema indígena:

el problema del indio es, en último análisis, el problema de la tierra” t.11 p.46

Haciéndonos comprender de lo peculiar del análisis y la solución del problema:

Hay que contar con un factor concreto que le da al problema agrario peruano un carácter peculiar: La supervivencia de la comunidad y de elementos de socialismo práctico en la agricultura y la vida indígena. Para el socialismo peruano este factor tiene que ser fundamental” T. 13 pp.276-277

El socialismo encuentra lo mismo en la subsistencia de las comunidades que en las grandes empresas agrícolas, los elementos de una solución socialista de la cuestión agraria” T.13 p.161

El punto de partida, formal y doctrinal, de una política agraria socialista no puede ser otro que una ley de nacionalización de la tierra” T.11 p.108

El problema indígena “es el problema de la nacionalidad” T.11 p.30

¿Y qué dijo Gonzalo sobre estos temas tan fundamentales? Dijo que eran cosas del pasado y que él había superado a Mariátegui copiando a Mao para resolver los problemas peruanos. Y más aún autotitulándose como la “cuarta espada” del marxismo.

IV

Pero, ya a fines de los años 1970, el egotismo burgués empezó a revelar su trastienda y, a principios de los años 1980, excluyó el pensamiento de Mariátegui de la BUP.” p.62

“Ciertamente la lucha armada, como promesa o realidad, opera en algunos individuos, más o menos impresionables, como un factor obnubilador, hasta el punto que termina por convertirse en sus conciencias en una pantalla que oculta los más gruesos contrabandos teóricos y las más graves desviaciones políticas.” p.62

“La combinación de egotismo y seguidismo fue otra de las causas que hizo posible la exclusión de Mariátegui y el encumbramiento de Gonzalo.” p.63

“Para decirlo en otros términos, en vez de continuar el espíritu de los cuatro libros fundamentales, los tres artículos básicos, los tres documentos políticos, las tres tesis teóricas y las tres estrategias de Mariátegui, una línea oportunista de izquierda.” p.64

“En una palabra, en vez de solidaridad, egotismo. Y, por tanto, en vez de centralismo, absolutismo; en vez de independencia, autoritarismo; en vez de coordinación, hegemonismo; en vez de autonomía, despotismo.” p.64

De este modo, pues, el egotismo burgués levantó pensamiento propio, estrategia propia, organización propia.” p.64

¿Quién fracasó? El egotismo de Gonzalo.

La línea orgánica

La crítica integral a la desviación de izquierda en el Perú, hecha por el c. Eduardo Ibarra, señala en cuanto a la línea orgánica:

De hecho, el jefe senderista actuó la reconstitución como “reconstitución del partido para la guerra popular”. Y este es el quid de la cuestión. Pues sucede que el partido no se reconstituye para la guerra popular sino para la revolución, no para una forma de lucha en particular sino para el conjunto de formas de lucha que comporta la revolución, no para la forma principal de lucha correspondiente a una determinada etapa sino para tener la necesaria flexibilidad a fin de pasar sin solución de continuidad de una forma principal de lucha a otra forma principal de lucha.” p.113

Para que se actúe la revolución, es necesario transformar la concepción del mundo de la gente, es un dicho de Mao. Esta tarea es permanente en el partido, dado que es una comunidad de militantes por el comunismo.

En otras palabras, debemos transformar primero nuestra concepción del mundo, y, en consecuencia, la de las masas.

Porque para conquistar el poder, como para ejercer el poder, y en consecuencia para disolver el poder, el partido tiene que estar conciente del papel histórico del proletariado en la lucha por la sociedad sin clases.

El partido, he dicho, es una comunidad de militantes por el comunismo, organizados según los requerimientos de la lucha de clases.

Lo que ahora se necesita es un partido revolucionario, y todo lo que esto implica. Preparado para asumir todas las formas de lucha, y en la actualidad la lucha legal (lucha electoral, etc.) y la lucha legítima (lucha directa de las masas). La unidad ideológica, teórica, política y orgánica del partido es más que perentoria en la situación presente..

Tiene que estar preparado para la lucha contra todo tipo de tendencias oportunistas y revisionistas que pretenderán desviarlo de su camino histórico.

Mariátegui señala claramente el norte de la revolución peruana y mundial al señalar que es luchar por transformar el orden social de capitalista en colectivista. Esto es lo que define el carácter de la organización de vanguardia del proletariado, la lucha por el comunismo.

Es por ello que el partido se reconstituye para revolución, entendiendo que esta pasa por varias etapas.

Señala el c. Eduardo Ibarra:

Mariátegui sostuvo que la revolución rusa ha producido un tipo de hombre pensante y operante, que debía dar algo que pensar a ciertos filósofos baratos, y agregó que, precisamente, Marx inició este tipo de hombre de acción y de pensamiento.(Defensa del Marxismo, p.44) con lo cual no hizo otra cosa que precisar el tipo de militante que requiere el partido del proletariado” p. 193

De acuerdo con el c. Eduardo Ibarra. “Este fue el contenido fundamental de la lucha por la constitución del partido en el plano orgánico.” p.193

Anuncios

11 comentarios »

  1. Sr Sergio galileo
    No me ha quedado claro la sgte frase de su articulo:
    “hasta ahora veía una nebulosa que me impedía ver donde está el Partido. Pensaba yo que el Partido había fracasado en los años que duró la guerra interna, y que con el viraje a la derecha que dio Gonzalo se acabó definitivamente la historia de combate del PCP. Estaba completamente equivocado, pues fracasó el “oportunismo de izquierda” y la “cuarta espada” y no el Partido mismo.”
    Mi pregunta es entonces ¿donde està el Partido?
    Coincido que desde la fundaciòn del partido por Mariategui, han habido sucesivas conducciones que lo han desviado del objetivo trazado por el amauta, siendo la ultima la de Guzman que lo llevò a la derrota.
    Luego: ¿existe todavia el partido Comunista? Hay que reconstruirlo?
    Atte
    Luis Chau

    Comentario por luis — 5 abril, 2010 @ 1:22 am | Responder

  2. Luis:

    La historia del Partido de Mariategui, es la historia de la lucha entre la linèa roja y la linèa oportunista es compleja. Desde su fundaciòn el 07 de octubre de 1928, sus “continuadores” han desvìado su camino, ora a la derecha (Martinez de la Torre), ora a la izquierda (Eudocio Ravines).

    El Partido, fue el prìmero PC, que expulso al revisionismo encarnado por Del Prado. Expulsò a Bandera Roja de Paredes por Liquidacionista, a Patria Roja por negar a Mariategui. Al final como dice Guzmàn en la entrevista “del siglo” (El Diario), solo quedamos 02 facciones: “nosotros y los autodenominados bolcheviques con Sergio a la cabeza”, casì a fìnes de los 70.

    La facciòn de Gonzalo, finalizò la reconstituciòn de su organizaciòn PCP-SL, con su desviaciòn izquierdista ( Siguiendo a Ravines), Sergio Virò a la derecha, negando la Base de Unidad Marxista-Leninista, y la linèa de desarrollo que surgiò de estas contradicciones, se afianza como facciòn roja, que se ha propuesto la tarea de culminar el Proceso de Reconstituciòn del Partido de Mariategui.El Partido entonces ha triunfado en la lucha por su existencia, el pueblo peruano contarà con su vanguardia organizada, unidos hasta la conquistadel socialismo.

    Comentario por Espartaco — 12 abril, 2010 @ 3:46 am | Responder

  3. Quién habla de Mariátegui debe ser un marxista convicto y confeso, como él mismo siempre se reclamó. El denominado seudoescritor habla de creación heroica, sin siquiera conocer lo que la lucha de clases, como verdaderamente Mariátegui la conocía eroicamente, que significa entrega cmpleta por ideales justos, pues como sabemos, a pesar de su grave enfermedad trabajó hasta el final por la clase y el pueblo.
    Quién no entiende esto, simplemente es un estafador al servicio de los de arriba, pues a quién se está criticando? A los de abajo, y no a los de arriba, menos al imperialismo y sus lacayos nacionales.
    Este Ibarra es más de lo mismo y ahora seguro que se estará reuniendo con los enemigos declarados del pueblo para ver y planificar cómo les sirve mejor. Pero como la historia siempre se repite, sobretodo la mala historia, todos ya conocemos estos vicios desesperados.

    A próposito, qué han producido a favor del pueblo estos renegados. Como se sabe, nada, ni movimiento obrero, ni barriar, ni estudiantil, ni mens clsista, y así se tiene el desparpajo de opinar. Opina quien ha hecho algo. Al menos eso se aprende desde el hogar!

    Comentario por Contra los oportunistas — 1 junio, 2010 @ 5:29 pm | Responder

  4. Campeones en la manipulaciòn. Campeones en eludir el debate sobre los temas planteados. Campeones en irse por las ramas. Campeones en confundir a la gente.

    Cómanse sus manipulaciones, cómanse sus insultos, cómanse sus deliberadas mentiras que las hacen con el claro propósito de confundir al pueblo peruano y a los grupos de activistas, cómanse sus miserias. Están podridos.

    También el susodicho dice: se dedican a criticar a los de abajo y no a los de arriba. ¡Tamaño argumento!

    ¡Con un argumento así Lenin jamás hubiera tenido que criticar a los populistas rusos!

    ¡Pero habrá que recordarles que el PCP-SL no sólo criticó a los de abajo, sino que hasta balearon a “gente de abajo”! Ejemplo: lo que hicieron con el MRTA y diferentes dirigentes de izquierda.

    Así que, ¡qué es eso de “se dedica a criticar a los de abajo y no a los de arriba”!

    La crítica al ultraizquierdismo está servicio del pueblo y de la clase. Quien no comprenda esto no ha entendido nada de marxismo. El método marxista es inmanentemente revolucionario, y esto implica desplegar la crítica hacia fuera, pero también, y sobre todo, y pese a quien le pese, hacia adentro.

    Y ya ni qué decir de lo que dice este chistoso de quinta, como es “marxista coherente”.

    ¿”marxismo-leninismo-maoísmo-ibarrismo”? Qué absurdo. Nadie ha planteado tamaño dislate.

    Ibarra, eso sí, con El pez fuera del agua, y otros varios escritos que irán siendo publicados poco a poco, viene contribuyendo de modo importante al socialismo proletario en el Perú y a la reconstitución del Partido de Mariátegui.

    Comentario por Marcos — 3 junio, 2010 @ 9:26 am | Responder

  5. VARGAS LLOSA: MISERIA MORAL DEL PREMIO NOBEL

    José Carlos Mariategui, decía en 1926 que la literatura colonial no era peruana, era española. Parafraseando a este pensador, es seguro que la literatura de Mario Vargas Llosa, no es peruana, es extranjera, pertenece a las grandes metrópolis imperialistas. La trayectoria de este escritor, es vasta y diversa, pero ella no tiene como decía Mariategui, una “fe apasionada y creadora, es puro diletantismo”. Su vocación es política y ella acumula una extensa trayectoria que tiene poco que ver con el talento y la creación literaria. Este escritor es reaccionario, y practica un anticomunismo primario. Su defensa del liberalismo es ciega, fanática y lo hace desde posiciones de extrema derecha. Sus pretensiones personales no tienen límites ni fronteras. En 1960 apoyó la revolución de Fidel Castro con la ambición de convertirse en un personaje de renombre de este proceso, y cuando vio truncada su aspiración, se convirtió en un feroz anticubano. En 1983 se hizo pasar como defensor de los derechos humanos en Ayacucho, y acabo de lado de los militares criminales. Hacer como hace Vargas Llosa, usar los elementos, que resultan de un aconteciendo histórico social, para favorecer la represión y el crimen, es convertir la literatura en una paráfrasis oscurantista.

    Dividir arbitrariamente la condición de escritor y la actitud cívica de un hombre, es pretender negar la relación entre la moral y la ética en la practica del ser humano cualquiera sea su actividad en la sociedad. La más avanzada expresión de talento individual no puede estar exenta de los hechos primordiales que rodean su tiempo, y extenderse al interior de las aspiraciones de justicia de la humanidad. La literatura, la poesía y otras formas del arte reflejan una realidad concreta, y ella exterioriza de una u otra forma, los conflictos sociales fundamentales que el escritor, ya como autor u observador, vive cotidianamente. La literatura, cualquiera sea su genero, tiene una dimensión clasista, y ella puede ser lucida o perversa, pero fuera del contexto de la lucha por la libertad, y la democracia, resulta antiestética, inmoral y grotesca. El arte por el arte, sin contenido social, es una invención de la propaganda burguesa y de los mecanismos de dominación que los grupos de poder imponen a la sociedad. El más inocente texto, incluyendo la novela cursi (ficción o realidad), tiene un contenido ideológico. Esta condicionada por la lucha de clases, y expresa su posición frente a la sociedad actual. La burguesía, de la misma manera que los antiguos colonizadores, no solo domina la economía, la política, y el aparato militar, sino también la ideología y la cultura. Para este fin fomentan premios elitistas, compran escritores y prostituyen la creación intelectual.

    En el terreno de la alienación cultural de los pueblos, escritores como Mario Vargas Llosa, son útiles y se insertan en el aparato de dominación del sistema imperialista mundial. Por ello, y dado el momento de crisis internacional del capitalismo, con guerras imperialistas, bancarrota de bancos, millones de desocupados, y significativas resistencias populares en todo el mundo, no resulta una casualidad que la Comisión del Premio Nobel haya entregado este pergamino, nada menos que al escritor Mario Vargas Llosa, que en el campo político, representa las fuerzas mas derechistas y fascistoides del espectro político de Europa, Estados Unidos y America Latina.

    A propósito de este hecho, el derechista diario ABC de España ha titulado, Mario Vargas Llosa “Nobel del orgullo hispánico”. Alan García Pérez actual presidente del Perú, señaló: “Un gran día, porque el mundo reconoce así la preclara inteligencia y la voluntad libertaria y democrática de Mario Vargas Llosa”, El parlamento peruano, un latrocinio de la corrupción, hizo público su saludo al laureado escritor. La Oficina para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de los Estados Unidos, anunció que Vargas Llosa, es un “maestro del idioma español”, y que éste es “amigo” de EE.UU. Y así sin fin, han llovido los parabienes y saludos para este escritor peruano. Hasta Carlos Alberto Montaner, anticubano y conocido agente de la CIA americana expresó su felicidad por la decisión de la Academia Sueca.

    El Nobel para Vargas Llosa, es la recompensa al escritor servil convertido en símbolo cultural de la decadente burguesía internacional. Si el Nobel de la Paz para Barak Obama en el 2009 confirmó el descrédito de este premio, la que se acaba de entregar a Vargas Llosa, es otra forma de mostrar la recompensa que reciben escritores cómplices de abominables masacres, invasiones militares y violaciones de los derechos humanos. Este escritor, ha respaldado la brutal agresión imperialista contra Irak, que según la empresa británica Opinión Research Business, hasta setiembre del 2007, había 1,2 millones de personas muertas a causa de la invasión militar. Entre el 25 de junio y julio del 2003, Vargas Llosa viajó a Irak por cuenta de los invasores. Ahí bajo la protección de las fuerzas militares de los Estados Unidos, escribió una serie de artículos nauseabundos con el propósito de justificar la masacre y la invasión a nombre de la democracia y de la libertad. Estos texto, que nada tienen que envidiar a los reporteros nazis en la segunda guerra mundial, están repletos de falsedades, y señalan entre otras cosas, que todo el sufrimiento que la acción armada (invasora) ha inflingido al pueblo iraquí es pequeño comparado con el horror que vivió bajo Sadam Husein. “Ahora, por primera vez en su larga historia”, dijo este escribiente, Irak tiene la posibilidad de “romper el círculo vicioso de dictadura tras dictadura en que ha vivido y, como Alemania y Japón al terminar la segunda guerra mundial- inaugurar una nueva etapa, asumiendo la cultura de la libertad…”.

    Mario Vargas Llosa, con la misma fibra inescrupulosa que ha sostenido los abomínales crímenes imperialistas, se ha relacionado con los personajes mas ultraderechista de Europa. Se siente cerca del franquista José María Aznar de España, y de François Revel, ideólogo neofascista que defiende “aspectos positivos” de la colaboración durante la segunda guerra mundial entre el Gobierno Frances y Adolfo Hitler. En Chile apoya al derechista presidente Sebastián Piñera, en Colombia ha defendido a Álvaro Uribe (ex presidente de este país), un personaje ligado al narcotráfico internacional y testaferro de los Estados Unidos. Vargas Llosa hablando de Uribe ha dicho: “Yo creo que Uribe ha sido un magnífico presidente; que, haciendo las sumas y las restas, su gobierno va a quedar como uno de los grandes de la historia de Colombia”. Públicamente se declara un “defensor” del gobierno de Alan García, un presidente corrupto y represivo. Sobre él pesan aún serias denuncias sobre corrupción, organización de grupos paramilitares, matanzas masivas de prisioneros en 1986, y recientes masacres de campesinos en la selva peruana. Vargas Llosa, refiriéndose a García Pérez ha dicho “soy una persona que defiende su segundo gobierno”.

    Perú, como ningún otro país, es testigo de la miseria moral del escritor Vargas Llosa. Aquí ha sido cómplice de los grupos de poder, de los gobiernos corrompidos, y de las criminales fuerzas armadas. En diversas ocasiones ha sido acusado de traficar con los pagos de impuestos y hasta de plagio. Esta vinculado al Opus Dei de este país, y está unido a los saurios políticos del Perú. En 1990, como candidato presidencial, fue líder del FREDEMO (Frente Democrático) que congrego entre otros al Partido Popular Cristiano y Acción Popular, dos organizaciones de la derecha que son responsables históricos de la bancarrota y ruina de la sociedad peruana. Pero su más sobresaliente prueba de complicidad con crímenes organizados desde el Estado, es el caso Uchuraccay. En 1983 por decisión del gobierno de Fernando Belaúnde fue designado a la cabeza de una comisión para “investigar” la masacre de Uchuraccay, una comunidad andina ubicada en el departamento de Ayacucho, donde fueron asesinados salvajemente 8 periodistas y un guía ayacuchano. La matanza fue ejecutada por la Ronda Campesina de esta comunidad, organización que dependía del Comando Militar de la Zona que en ese tiempo estaba dirigida por el general Clemente Noel, un militar acusado de crímenes de guerra. Noel fue el que estableció en Ayacucho, prisiones clandestinas, donde centenas de prisioneros acusados de subversivos, fueron torturados, mutilados y desaparecidos.

    Hasta ahora ningún peruano, olvida el “informe Uchuraccay Vargas Llosa”. Su versión vergonzosa, fue en lo fundamental para proteger al general Noel, a los militares, al gobierno y a las criminales rondas campesinas. Al final, como si se trataría del ultimo párrafo de una novela dijo, “todos somos culpables”. Luis Morales, un periodista de El Diario, que después seria asesinado por un comando paramilitar del gobierno, escribió en 1985 en torno a Vargas Llosa y su comisión. “Toda la patraña de la Comisión Vargas Llosa es puesta al desnudo por los indignados familiares de los periodistas victimados. Ponen en claro que para lo único que ha servido esta Comisión, ha sido para entorpecer calculadamente las investigaciones, para impedir el veraz esclarecimiento de los hechos, el juzgamiento de los verdaderos culpables y para que el escrito Vargas Llosa lucre en provecho personal y gane dinero a costa de los cadáveres de los periodistas asesinados”.

    Comentario por Karlo — 25 febrero, 2011 @ 11:17 am | Responder

  6. VARGAS LLOSA (censurado) DE LOS NORTEAMERICANOS

    La tumba de la dignidad. La dignidad humillada, la dignidad pisoteada, jamás hubiéramos imaginado tanta vileza.

    Conocí al escritor peruano, hoy español, Mario Vargas Llosa en la Semana del Autor, realizada en el Instituto de Cooperación Iberoamericana de Madrid en el mes de mayo de 1984. En ese entonces con toda solemnidad fue presentado por el director del centro Luis Yañez Barnuevo, como uno de los más connotados escritores de la lengua hispana. Vargas Llosa iba vestido de punta en blanco, mancuernas de oro, corbata a la moda y zapatitos de cafiche italiano. El público desde tempranas horas abarrotaba el recinto ansioso por escuchar las palabras de uno de los profetas del boom latinoamericano.

    Mario hablaba de manera pausada con ese acento de pituco limeño tan característico, un tonito de formalidad y seriedad que revelaba un carácter a prueba de balas. Con maestría fue diseccionando una a una sus novelas: la Tía Julia y el escribidor, la Casa Verde, los Cachorros, Conversaciones en la Catedral, la Guerra del Fin del Mundo, la Ciudad y los Perros, Pantaleón y las visitadoras, sin duda alguna libros brillantes en los que demuestra sus grandes dotes de narrador. Al acabar las conferencias su fanaticada se le lanzaba encima presa de un ataque de histeria. Las becarias, las primeras ¡Mario, Mario, queremos un hijo tuyo! y él con ínfulas de divo inflaba el pecho cual pavo real firmando autógrafos a diestra y siniestra. Mario el seductor, el donjuán al que las musas jamás abandonan.

    El mismo día que se cerraba el ciclo de conferencias aconteció un hecho inaudito. Tras agradecer su presencia y pronunciar unas palabras de despedida el presidente del ICI abrió el turno de preguntas. De repente, como tocado por un rayo, se puso en pie un personaje tosco de pelos enmarañados quien señalándolo con el dedo índice le espetó: «eres un lameculos de los norteamericanos» ¡oh Dios mío qué insolencia! En el salón de actos se hizo un silencio sepulcral. Pero, ¿quién es este energúmeno que osa mancillar la reputación de un escritor tan laureado? A quemarropa el francotirador seguía disparando sus acusaciones, lo llamó, si la memoria no me falla, de «bastardo», «sátrapa» y «fariseo». La audiencia murmuraba indignada, incluso algunos quisieron silenciarlo, pero no hicieron más que enfurecer la fiera. Este tipo no era otro que el polemista y escritor chileno León Canales, quien más tarde se convertiría en uno de mis mejores amigos. Desde luego que hay que tener agallas para plantarle cara a un ser tan arrogante y pretencioso.

    Sabotear un acto de tantos quilates no tenía precedentes. A Mario le dio el patatús. Un mequetrefe lo insultaba en público, lo retaba a duelo a él toda una eminencia extratosférica ¡qué humillación! con soberbia y altanería se alisó el pelo e intentó mantener el tipo pero ya no le dio tiempo a reaccionar. Mientras tanto don Luis Yáñez Barnuevo le hacía señas a los bedeles para que cortaran el micrófono. Se armó tal alboroto que tuvo que suspenderse el acto de clausura. Vargas Llosa arropado por su corte de aduladores se retiró por la puerta falsa, al tiempo que León Canales no paraba de fustigarlo escupiendo epítetos de grueso calibre.

    Qué gran lección recibí ese día: ¿por qué quedarnos callados cual mansas ovejitas ante el ídolo intocable? Nuestro diosecillo cayó del pedestal y se hizo trizas contra el suelo. En todo caso los revolucionarios tenemos el deber y el derecho de reventar estos actos que no son más que meros escaparates de vanidad y egocentrismo. No hay que dejar títere con cabeza, no podemos tolerar que estos impostores se apoderen del espacio público y monopolicen los foros culturales. Que escarmienten y si quieren organizar sus mascaradas que lo hagan en clubes privados bajo la atenta vigilancia de policías y guardias de seguridad.

    Hace unos días León Canales, quien se encuentra retirado en Peguerinos, un pueblecito de la sierra de Ávila, me llamó por teléfono -¿cachai? a ese concha de su madre del Vargas Llosa le han dado el premio Nobel de literatura. ¡Qué repugnante! Habráse visto tal desfachatez premiar a un individuo de tan baja calaña. Desde luego que la academia sueca debe estár infiltrada por miembros de la ultraderecha y la mafia de las editoriales.

    Años después y por azares del destino vine a coincidir nuevamente con Vargas Llosa en Puno, a orillas del lago Titicaca. Resulta que el susodicho se encontraba allí de gira política ya que se postulaba a la presidencia de la república por el Fredemo (un partido afin a la ideología de Ronald Reagan y Margareth Tatchert ) Justo ese día se celebraba en Puno la fiesta de la Virgen de la Candelaria y Mario junto a su séquito quisieron aprovechar la ocasión para repartir propaganda electoral ¡El gran cambio! Vargas Llosa presidente 1990-1995. Ellos creían que iban a ser recibidos en olor a multitudes, pero calcularon mal la jugada y el tiro les salió por la culata. Los indígenas y campesinos en el momento en que lo identificaron arrebatados comenzaron a lanzarles toda clase de objetos: piedras, palos, botellas, mazorcas de maíz, hasta el punto que Mario cayó de bruces víctima del despiadado bombardeo.

    La muchedumbre le gritaban de todo: waqrasapa(cornudo), rosquete, allqo (perro) qanra (sucio) y el célebre escritor no tuvo más remedio que escapar con el rabo entre las piernas escoltado por la policía. Claro, esos bárbaros no comprendieron su noble propósito de trasformar el país en la Suiza suramericana. Mario el Tarzan de la selva que guía a la indiada por el camino de la salvación.

    Vargas Llosa para muchos es un referente indiscutible en el mundo de la literatura, algo que no vamos a refutar. Lo que le reprochamos son sus declaraciones oficiales y extraoficiales que dejan mucho que desear. Mario no hace más que caer contradicciones y ambiguedades, pues lo escrito con la mano lo borra con el codo. A priori hay que distinguir entre el autor y su obra, y el autor, en este caso, es un farsante, un soberano hipócrita que sin compasión le clava una puñalada trapera a su pueblo al mejor estilo de Judas o Bruto.

    Este individuo perteneciente a la pequeña burguesía peruana, cuya máxima virtud es imitar los patrones importados de Europa o Estados Unidos, bien hubiera podido ser un banquero, un obispo o un eminente doctor, pero por caprichos del destino se inclinó por la vocación literaria.Algo que no contó con el beneplácito de su familia pues una profesión de ese tipo no le garantizaba un futuro acorde a sus expectativas.

    Pero, ¿cuál es el secreto del éxito y la singularidad de sus escritos se preguntarán ustedes? Mario construyó el eje de su obra gracias a los filones creativos que se esconden en el Perú profundo. Conjugó la magia indígena, las tradiciones y costumbres mestizas, la viveza criolla y la irreverencia africana para hilvanar la trama de sus novelas. Gracias al hábil uso de técnicas narrativas y su incansable espítitu investigador rompió con los moldes establecidos imprimiéndole un nuevo aire a la literatura contemporánea. Mario realmente es un guaquero que se ha apropiado de un incalculable tesoro: los modismos y la picaresca de la jerga andina, costeña o selvática.

    Hasta aquí todo es lícito y correcto porque de alguna u otra manera todos participamos de la herencia de ese patrimonio intangible, un arquetipo colectivo que por añadidura nos pertenece. Lo criticable en Vargas Llosa es que agravie y desprecie de una manera tan mezquina a su pueblo y por otro lado incline paciente la cerviz ante los poderosos.

    Si analizamos con atención los protagonistas de sus novelas nos daremos cuenta que la mayoría son cholos, mestizos, sambos, mulatos, indios aguarunas, quechuas, machiguengas, prostitutas, maricones, delincuentes o soldaditos, es decir, los marginados, personajes que tienen algo que contar y que reflejan con todo el realismo la idiosincracia peruana.

    Mal que le pese Mario es un mestizo que sufre un tremendo complejo de inferioridad, ese estigma lo martiriza y por eso reniega de tan noble origen. No acepta una parte de su ser, él es un híbrido, un bastardo fruto de la unión de un conquistador español con alguna concubina indígena. En sus genes lleva escrita la sentencia: tiene rasgos andinos que lo delatan ¡qué desgracia! a él le hubiera gustado ser químicamente puro pero la cigüeña se equivocó de cuna. Una verdadera maldición que inútilmente intenta exorcizar.

    Para Vargas Llosa la historia de América comienza en 1492. Hágase la luz y la luz fue hecha. Los españoles nos han legado su cultura, su lengua, su religión y aunque hayan cometido algunos desmanes, tenemos que sentirnos orgullosos de tamaña herencia. El imperio inca,en minúscula, se dedico a sojuzgar pueblos, a esclavizarlos sin piedad. La cultura indígena no dejó más que algunas piedras, ceramios, guacos, momias y telas apolilladas. En la historia del Perú no representa más que período cavernario de nula productividad. Sus avances técnicos son irrelevantes y ni siquiera desarrollaron la escritura o descubrieron la rueda. Esa «utopía arcaica» como bien la definió en uno de sus ensayos, donde impunemente escupió la memoria del amauta José María Arguedas, está condenada al fracaso, es un obstáculo que nos impide integrarnos de pleno derecho en la civilización occidental. Esos salvajes analfabetas todavía no ha superado ese estadio primitivo que lo relega a un papel meramente folklórico o artesanal. Algo completamente incompatible con al idea de modernidad.

    Nadie se explica como un autor que ha recorrido el Perú de palmo a palmo, que lo ha novelado de manera ejemplar, sienta ese odio fratricida ¡qué paradoja! En un análisis psicológico diríamos que Mario sufre un síndrome de ambivalencia, o sea, un estado en el que coexisten simultáneamente tendencias y actitudes opuestas, como, por ejemplo, los sentimientos de amor y de odio. En el campo intelectual el individuo enuncia al mismo tiempo una proposición y su contraria. Él sostiene que la escritura y la lectura nacen de un sentimiento de inconformidad, «toda buena literatura es un cuestionamiento radical del mundo en que vivimos» y por otro lado pregona la sumisión y la mansedumbre. « por encima de todo deben primar los valores democráticos reñidos con cualquier amago revolucionario» La metamorfosis de este «cipayo» es muy curiosa pues en su época estudiantil se declaró abiertamente marxista- leninista, un rebelde comprometido con la causa de los más pobres y oprimidos. -Anticlerical, antimilitarista y antisocial- así lo describieron algunos críticos literarios. Y al final vean ustedes en lo que se trasformó el engendro: un burguesito amante de los lujos y la buena vida. Mario el oligarca, el patrón, el gamonal que se codea de tú a tú con la crema y nata del poder establecido.

    Mario sostiene que novelar es una forma de mentir. Mentir, claro, eso es lo que es un mentiroso compulsivo, un hipócrita, o sea, que todo lo que ha escrito es una mentira, que todos los personajes que ha creado son caricaturas grotescas capricho de sus masturbaciones mentales. Como un ventrilucuo que le pone la voz a sus muñecos utilizádolos en una burda comedia. No es más que un estafador cuyas palabras carecen de autenticidad. «quien sabe mentir puede llegar a ser un gran autor» En efecto, él es consciente de este juego maquiavélico de ficciones y espejismos con el que ha triunfado.

    Ese Perú mestizo donde se amalgama la cultura popular, el Perú, indígena, criollo, negro, zambo,chino, japones, gringo, como lo definiera magistralmente el poeta Nicomédes Santacruz: «indio-blanqui-negro/blanqui-negrindios.Y negrindoblancos» un crisol de razas con infinidad de matices, mezclas, músicas, bailes, trajes regionales, platos gastronómicos: el cebiche, la chicha de jora, la chicha morada, el cau cau , la papa a la huancaina, el ají de gallina,el rocoto, la pachamanca y mil y un platillos que nos cansaríamos de enumerar, el Perú dotado de un folklore majestuoso: el huayno, el yaraví, el vals criollo, el landó, el sikuri,la marinera, el Perú de infinita diversidad con sus 43 lenguas y dialectos, un país dotado de una naturaleza prodigiosa, que va desde los desiertos costeros a las cumbres andinas pasando por las selvas tropicales, a ese Perú es al que esta sangüijuela con toda su concha basurea y desprecia.

    Nuestro adalid de los derechos humanos, el demócrata consumado no es más que un vil impostor que cambia de máscara según la conveniencia. Su postura no admite medias tintas: aprueba la explotación y el expolio de nuestros países, defiende el neoliberalismo y sus políticas privatizadoras, defiende los intereses de los empresarios y especuladores. Las grandes mayorías deben someterse a las leyes del sistema capitalista, único camino posible para salir de la pobreza y el atraso inmemorial.

    Mario estaba predestinado a triunfar y por tal motivo se marchó a París para levantar los cimientos del mito. A Europa se fue a buscar el reconocimiento pues en ese paisito tan guachafo y mediocre se sentía un incomprendido, Ese Perú provinciano no era digno de una inteligencia superior pues un intelectual de su talla merecía tocar el cielo con las manos.

    Este caballero de fina estampa que reluce la acera al andar andar, es un racista y xenófobo de primera categoría, este mestizo apitucado ni siquiera se ruboriza al confesar tan sórdidos pensamientos, un Llosa de los Llosas de Arequipa, el gamonal al que le rinden pleitesía sus vasallos. « Porque sólo se puede hablar de sociedades integradas en aquellos países en los que la población nativa es escasa o inexistente, en donde los aborígenes fueron prácticamente exterminados » Aunque parezca mentira son tesis sustentadas por el nuevo premio Nobel de literatura 2010, don Mario Vargas Llosa.

    Mario es partidario de la eugenesia, el magistral escritor tan preocupado por los derechos humanos es uno de los más firmes defensores de la limpieza étnica y el apartheid. Algo que no nos sorprende pues ya desde finales del siglo XIX los gobiernos criollos estaban muy preocupados por incentivar la emigración europea y repoblar el país con una nueva raza de pioneros.

    La eugenesia es una filosofía que defiende la pureza racial Existe una raza superior, evidentemente blanca, católica y apostólica, a la que Dios otorgó el privilegio de dominar la tierra. La eugenesia pretende mejorar los rasgos hereditarios humanos mediante la exclusión y la progresiva desaparicion de las razas inferiores. Porque nuestro rancio abolengo hay que conservarlo intacto y libre de asperezas. En otras palabras, si el Perú quiere salir del atraso atávico no le queda otra alternativa que blanquear la sociedad.

    Algunos simpatizantes de dicha filosofía califican al indio como un raza autóctona emparentada con los cuyes y guanacos, el chino una raza importada que en la demografia del país no puede ser más activa y peligrosa, los negros semi-humanoides vagos y perezosos y la raza blanca, más o menos acriollada, no hace valer su superioridad étnica y se ve impotente para vertebrar la nación.

    Existen métodos eficaces para exterminar las «razas inferiores» y reemplazarlas por emigrantes europeos, a ser posible arios, sanos, bellos e inteligentes. La eugenesia aconseja la esterilización de las personas defectuosas o especímenes indeseables que representan una onerosa carga social. Sin ninguna consideración se debe aplicar el aborto selectivo pues los altos índices de fertilidad de los nativos son contraproducentes. Lo fundamental es que esta plaga no se reproduzca pues son portadores de taras genéticas como el enanismo, el cretinismo y su coeficiente intelectual es casi nulo. Los indígenas son una raza degenerada por el alcoholismo y la adicción a la coca e incompatibles con la idea de prosperidad y desarrollo. El hombre nuevo debe ceñirse al canon europeo o americano: 1.80 metros de estatura, rubios, de ojos azules y piel blanca más blanca que la leche, ¡carajo! Como comprenderán este es un proceso doloroso pero, que a largo plazo, dará sus frutos.

    Históricamente la costa peruana ha tenido un desarrollo superior gracias al protagonismo de la raza criolla, mientras que la sierra poblada por indígenas se ha visto relegada a la miseria absoluta. Cuando los «cholos» comenzaron a emigrar a la capital no hicieron más que ensuciarla, invadieron los terrrenos baldíos levantando sus tugurios de cartón y esterilla donde fundaron sus antros de prostitución y la delincuencia. Los serranos son unos resentidos sociales que necesitan recuperar su estima.

    Y en el colmo del cinismo la academia sueca anuncia que le otorga el premio Nobel 2010 a Mario Vargas Llosa por « la cartografia de las estructuras del poder y sus mordaces imágenes de la resistencia individual, la revuelta y la derrota del individuo» ¡a este mercenario lo catalogan como un escritor comprometido!

    Me imagino a Mario el prestigioso profesor de universidades como Queen Mary College, Kings College of London, Cambridge,Washignton State, University of Columbia, Smitshionan institution, Siracusa, Princenton, Georgetown, Destuche Akademischer, adoctrinando a sus cachorros, dictando cátedra a sus anchas y exponiendo sus geniales teorías . Quién va a dudar de la palabra de un genio renacentista que domina las artes y las ciencias, la historia, la literatura, la poesía, los derechos humanos, la ecología, la filosofía, la política, quién va a dudar de una lumbrera que habla 7 idiomas y que ostenta un deslumbrante curriculum.

    En el año 1983 Mario fue designado por el gobierno y el estado mayor del ejército como jefe de la comisión investigadora para esclarecer el crímen de los 8 periodistas en Uchuraccay. (un suceso que conmocionó a la sociedad de la época) Este es otro ejemplo más de su ineptitud pues Mario se limitó a suscribir el informe redactado por las fuerzas armadas que exculpaba a los ronderos o paramilitares, instruidos por ellos mismos, de la masacre. En conclusión los únicos responsables de tan horroroso crimen fueron los miembros de la comunidad quechua parlante -indígenas sanguinarios que dieron rienda suelta a sus más bajos instintos ensañándose con las víctimas – «Todos los peruanos somos culpables de la tragedia pues no supimos civilizarlos» Años después utilizó los archivos del proceso para escribir su novela «Lituma en los Andes», ganadora, por encargo de la mafia editorial, del premio planeta 1993.

    Mario goza de un extenso prontuario plagado inmoralidades y plagios, (la fiesta del Chivo, La guerra del fin del Mundo, El paraíso en la otra esquina) evasión de impuestos y lavado de dinero. Perseguido por el gobierno de Fujimori, quien lo acusó de traición a la patria, se autoexilió en España. De inmediato, la monarquía y el gobierno socialista encabezado por Felipe González le otorgaron la nacionalidad española. Por las venas de Mario corre la sangre azul de un viejo hidalgo Pero nuestro viejo hidalgo no hace más que sorprendernos pues está implicado en la trama de corrupción del Partido Popular, mejor conocida como « el caso Gurtel » donde tuvo una estrecha relación con el exalcalde de Boadilla del Monte, el señor Arturo González Panero acusado por el juez Garzón como uno de los cabecillas de la mafia inmobiliaria.

    Vargas Llosa no es cualquier guevón y se ha rodeado amigos, de «patas», de «yuntas» de reconocido prestigio entre los que caben destacar el expresidente del Salvador Francisco Flores, miembro del derechista ARENA, al expresidente checo Václav Havel que entregó su país a las a las multinacionales y está acusado de corrupción, del expresidente español Jose María Aznar, criminal de guerra y fiel de lacayode George Bush, al derechista Sebastián Piñera, heredero del pinochetismo, de Uribe Vélez, el genocida colombiano, del Rey de España y la reina doña Sofía, a quien las malas lenguas señalan como su amiguito secreto, miembro de la fundación ultraderechista Faes donde desempeña el cargo de consejero, padre putativo de la fundación hispano -cubana, compadre de Carlos Alberto Montaner y Mas Canosa, patrono de honor del partido ultraderechista Unión Progreso y Democracia de Rosa Díez y una extensa lista de personalidades e instituciones. Mario el poeta cortesano, el tenterillo palaciego que le hace las gracias a los banqueros, a los reyes, a los oligarcas.

    Por otro lado nuestro paladín se ha convertido en un crítico acérrimo de la revolución cubana, la revolución nicaraguense o cualquier forma de resistencia que amenace el orden establecido. Incansable detractor de los gobiernos izquierdistas latinoamericanos a los que califica de «despóticos y autoritarios» el presidente venezolano Hugo Chávez, es un «abobinable dictadorzuelo» Evo Morales,el presidente de Bolivia, « un pobre pastor de llamas», a Correa, del Ecuador, «demagogo populista», a Fidel Castro «el satán caribeño» «Toda esta banda de forajidos hunden a sus pueblos en el fango de la miseria». «La ideología izquierdista es muy perniciosa para la juventud pues siembra en sus corazones al semilla del odio y la violencia. La utopía no existe, la revolución es un mito, y gusteles o no les guste tras la caída del muro de Berlín y el fin de la guerra fría la única potencia hegemónica es los EE.UU. Y Menos mal porque ellos garantizan la paz, la libertad y la pervivencia del sistema democrático» Aunque todo se derrumbe, vive feliz, no luches, el destino ya está escrito; mira la televisión, carga tu teléfono celular y conéctate a internet.

    Vargas Llosa nació para ser un triunfador, su fama le precede; dinero, viajes, damas de honor, reconocimiento público, cenas en los mejores restaurantes, mansiones en Londres, Madrid, París, New York, San Juan, Lima y un multimillonario patrimonio que se reparte entre los negocios inmobiliarios y cuentas secretas en paraísos fiscales. ¡A la orden de vuecencia! al peruanito se le ha puesto cara de momio y ya pronuncia correctamente las c y las z. Todo un aristócrata de la Moraleja que le tira las orejas a los inmigrantes: « portaos bien que la madre patria os brinda cobijo ¡hostia! » Con el pasaporte español en la mano, el pasaporte europeo, el pasaporte diplomático que le regaló el rey de España. «la ley de extranjería debería aplicarse con mayor rigor porque España con tantos intrusos corre el riesgo de perder su esencia. Aunque a regañadientes tenemos que aceptarlos pues sino quién limpiará nuestras casas, quién cocinará, quién cortará la yerba del jardín, quien sacará nuestro perros a pasear» La derecha española lo esgrime como su glorioso timonel, todo un premio Nobel en sus filas ¡qué distinción! un serrano arequipeño o «characato» se ha convertido por arte de magia en el sumo pontífice del nacionalismo español, superado incluso a Jose Antonio Primo de Rivera. ¡ver para creer! Un converso enfundado en la armadura de Pizarro que con ardor guerrero grita ¡arriba España! «Los nacionalismos han inundado el mundo de sangre. Los separatismos vasco, catalán o gallego son perniciosos e incompartibles con la idea de la España una grande y libre. Nuestra patria está en peligro. Elegid entre el orden o el caos» Este agente a sueldo del imperialismo norteamericano y del sionismo internacional no se muerde la lengua y condena a todo aquel que ame su tierra. El amor por el terruño es un delito, quien hable una lengua distinta y con coraje defienda sus señas de identidad es un terrorista en potencia.

    Los sabios doctores reunidos en Estocolmo han elegido a Vargas Llosa como el caudillo de las letras universales, su nombre pasará a la posteridad grabado en letras de oro junto al de Cervantes, Shakespeare o Dante. Mario Vargas Llosa en mayúsculas, ¡loado seas, mi señor! la verdad de las mentiras ha triunfado, el super -ventas, el best- seller con millones de libros publicados y traducidos a más de 50 idiomas, ganador del premio Príncipe de Asturias de las letras 1986, del premio Cervantes 1994, con birretes de doctor honoris causa por ni se sabe cuantas universidades, condecorado con todas las medallas habidas y por haber; el sol del Perú, la cruz de diamantes, el tisón de oro, la legión de honor de Francia, miembro numerario de la Real Academia Española de la Lengua. ¡Qué más quieren panda de envidiosos!

    Pero quizás su obra cumbre sea el haber procreado a su hijo Alvarito, el heredero al trono. Alvarito Vargas Llosa el clon perfecto, la ovejita Dolly, un niñito neoliberal y anticomunista como papí, el young global leader y actual presidente del Center on global Prosperity in Washington DC (to bring together the intellectual, moral,and practical analyses necessary to shed ligth on the viability of market) De tal palo tal astilla.

    En verdad el escritor chileno León Canales se quedaba corto pues Mario no es tan sólo el lameculos de los norteamericanos sino que se ha especializado en hacer las mejores felaciones. En su discurso de aceptación del Nobel se vestirá con su disfraz favorito, pondrá cara de mojigato y pronunciará, con el mismo acentico pituco de la conferencia en el ICI hace ventitantos años, un sermón plagado de metáforas poéticas, un canto a la libertad, la justicia, la democracia y todas esas pendejadas. Versos floridos que hieden, tanta verborrea nos produce náuseas. El profeta de la utopía capitalista donará su premio a los niños pobres y desnutridos. Seguro se le caerán las lágrimas cuando en el Konserthuset de Estocolmo, el rey Carlos Gustavo de Suecia ciña sus sienes con la corona de laurel. Entonces, se desatarán los aplausos y las ovaciones por un traidor, por una ruin cucaracha que renegó de su origen y vilmente humilló a su pueblo

    Comentario por Karlo — 25 febrero, 2011 @ 11:19 am | Responder

  7. PERÚ: ENTRE ALAN GARCIA Y MARIO VARGAS LLOSA

    En medio de la crisis política y social peruana, ya era extraño que Mario Vargas Llosa no metiera su cuchara. El silencio sepulcral de Mario frente al etnocidio-genocidio, perpetrado por Alan García en la amazonía peruana el 5 de junio pasado, por supuesto no tiene nada parecido a una casualidad, por cuanto su discreta afonía reflejaría la aceptación de la masacre de policías y nativos que pudo evitarse.

    Cuando Alan García cometió el genocidio de los penales de Lima en ese fatídico junio de 1986, el escritor de las niñas malas y las madrastras incestuosas no se quedó callado y publicó una carta abierta de censura: “Una montaña de cadáveres” tituló a la reprobación del crimen de lesa humanidad cometido, protesta publicada en el diario El Comercio de Lima, reproducida posteriormente en el libro “Contra viento y marea III. Hoy en día, el escritor en apoyo a García Pérez busca causas extrañas, intervención extranjera y campañas de desestabilización, sin recordar las malas artes de un hombre capaz de asesinar a seres humanos sin remordimiento alguno.

    Con la acumulación de errores del régimen aprista, de promesas incumplidas, de imposiciones legalistas, de criminalizar a los sectores populares, de desmanes dictatoriales, de asalto a mano armada de los caudales del Estado, de petro-audios, “faenones” y contratos leoninos de remate de recursos naturales, de ocupación de parte del país por tropas norteamericanas y también por las empresas transnacionales, apropiándose de millones de hectáreas del territorio nacional, etc. y muchos etc. más; ¿cree Mario Vargas Llosa que el Perú necesita de intervención extraña para suscitar el caos? ¿Acaso no ve objetivamente que todas las imposiciones dictatoriales de Alan García, inconstitucionales por todos sus costados, han creado una escalada de protestas a lo largo y ancho del país? Se observa que el escritor siempre fue un político desacertado y cada vez más alejado de la realidad peruana. Los factores señalados y la inmensa pobreza junto a la falta de empleo son elementos más que suficientes para la desestabilización de cualquier país. Aquí no se necesitan elementos extraños para las protestas, pues son los propios ciudadanos y su hartazgo de ser engañados, quienes no aguantan la desfachatez e insolencia de los gobernantes. Todo lo demás es desestimar la conciencia de los peruanos o empezar a tratarlos de disminuidos mentales incapaces de velar por sus propios intereses.

    Alan García, disfrazado de oveja, salió a la TV con un llamado a la reconciliación nacional, luego que retrocedió derogando los decretos legislativos 1090 y 1064 a fin de reestablecer el diálogo con los nativos; pero indudablemente no bajó la pata en alto de la agresión ni levantó las medidas represivas de enjuiciamiento a supuestos responsables de la masacre de Bagua, los asesores y líderes nativos, cuando toda la nación sabe que los hechos de sangre son de su entera responsabilidad. Tampoco prometió cambiar la política económica, raíz de todas las protestas, ni su forma de gobierno compulsivo y abusivo. En pocas palabras no hubo arrepentimiento y se dio una tregua a sí mismo para continuar en lo mismo. Con lo cual, además, se pasaba de la política de la “mecedora” a la de las maniobras, artimañas y manipulaciones, donde por tradición los apristas son maestros insuperables. En el Congreso, algunos de los co-responsables de la masacre de Bagua piden la salida del primer ministro Yehude Simon y de la ministra del Interior, Mercedes Cabanillas, eludiendo su propia responsabilidad de dar pase a una legislación inconstitucional y la del principal gestor del genocidio: Alan García. Encima estos congresistas mantienen la arbitraria suspensión de cuatro meses a siete parlamentarios opositores por el solo hecho de enfrentarse a la “suspensión” de los decretos legislativos materia del conflicto, después derogados a la fuerza y por miedo a las asonadas populares.

    Yehude Simon, con la soga al cuello, sigue cumpliendo su papel de mayordomo de palacio de gobierno tratando de limpiar la sangre y las suciedades de Alan García y sus secuaces. Convertido en un cadáver político sigue negociando huelgas, paros y movilizaciones populares, sin nada que ofrecer, en Andahuaylas, Cusco, La Oroya; y será ordeñado hasta el final para después dejarlo caer sin pena ni gloria, pero manchado de sangre inocente. Alan García necesita tiempo y oxigeno, en consecuencia mantendrá a Simon como escudo de toda maniobra, inclusive la de postergar su censura en el Congreso para luego de usarlo, un poco más, cambiarlo como algo natural en una renovación ministerial de fiestas patrias el próximo 28 de julio. Por el momento, Alan García también necesita al recién converso alanista Mario Vargas Llosa, quien le hace el juego con las conspiraciones extranjeras y la intervención del presidente Hugo Chávez en el caos político peruano y por ello dice el escritor: “el presidente venezolano tiene “dos espinas clavadas en su garganta”, en alusión a Colombia y Perú, países que, en su opinión, “no han caído aún en su órbita”.

    Que poca vergüenza. La degradación política de Mario Vargas Llosa no tiene nombre, su fanatismo neoliberal lo obliga a decir tonterías, porque no contento con aquello de las “espinas clavadas,” sin base alguna agrega: “el mandatario venezolano ha organizado en estos países (Perú-Colombia) “una campaña de desestabilización a través de movimientos populares y partidos políticos.” O sea que los conflictos propios de cada uno de estos países se deben a la “mano negra” de los bolivarianos, no a la guerra interna colombiana ni a la imposición contra viento y marea del neoliberalismo extremista en el Perú.

    ¿A quién quiere engañar el escritor de marras? ¿Acaso no conoce que tanto Álvaro Uribe como Alan García son los presidentes más corruptos del continente y perritos falderos de la Casa Blanca? ¿Acaso Mario desconoce que tanto Colombia como el Perú son dos Narco-Estados, productores del 70% de la cocaína vendida en el mundo, donde ahora el gobierno de García Pérez ha tomado la delantera en la producción? ¿Acaso no sabe que en el VRAE se protege la producción masiva de cocaína? ¿Acaso desconoce la lotización de la selva peruana y el intento de usurpar las tierras comunales andinas y selváticas? ¿Qué tiene que ver Hugo Chávez con la forma de gobierno de dos delincuentes políticos como Uribe y García Pérez? ¿Son esas las democracias del narcotráfico y la corrupción total, las que defiende el escritor valiéndose de cierta presencia en los medios de comunicación empresariales?

    En el centro de las maniobras apristas, a fin de mantener el gobierno de Alan García a flote, también se pretende utilizar al presidente de Bolivia, Evo Morales, a quien se le acusa de enemigo del Perú nada menos que por el canciller García Belaúnde, hombre que ha demostrado pocas luces en el manejo de las relaciones exteriores, sobre todo con los países vecinos como Chile y Ecuador, aislándonos del contexto internacional y regional. Este otro secretario privado de palacio de gobierno cree que decir la verdad es ofender y no sólo a un individuo como Alan García sino al país entero. Que Alan García es un pésimo presidente comparable a George W. Bush, es cierto; que ha cometido genocidio en Bagua por aplicar ciegamente el TLC con Estados Unidos, es cierto; que el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos devasta y subasta a la madre tierra de los pueblos originarios, es cierto; que Evo Morales no tiene porque pedir perdón por defender la vida, es cierto; que Alan García debe pedir perdón al pueblo peruano por sus crímenes presentes y pasados, es cierto; que García Pérez debe devolver a los tres ex ministros bolivianos acusados de genocidio, Torres Oblea, Mirtha Quevedo y Torres Goitia, a quienes les ha dado asilo, es cierto; que Alan García no representa a nadie con apenas 20% de apoyo en Lima y 5 % en las regiones del interior del país, es cierto. Y si no representa a casi nadie en el país ¿dónde esta el agravio contra el Perú?

    El Relator Especial de la Organización de Naciones Unidas, James J. Lenoir Anaya, confirmó que no hubo intervención de infiltrados extranjeros en la protesta amazónica, aunque Vargas Llosa y García Pérez dicen que sí. El mismo relator de la ONU ha exhortado al gobierno a que realice una investigación exhaustiva de lo ocurrido en la selva y recomendó la conformación de una comisión multisectorial independiente, con representantes indígenas e internacionales. Dando a entender que si bien no vio indicios de genocidio, sólo estuvo unas horas en Bagua, si hubo violación de derechos humanos y desaparición de personas; y además solicitó el cese de la persecución política, el cese de los juicios y la liberación de los nativos detenidos. Lo mismo confirmó una misión de la Federación Internacional de Derechos Humanos, donde se confirmó la desaparición de al menos 60 nativos aparte de los diez cadáveres, “evidencia dura,” que no pudieron ser ocultados o tirados a los ríos Marañón o Utcubamba como señalan los propios pobladores amazónicos.

    El grave problema de fondo del país sigue siendo Alan García; sin embargo, en esta vorágine de servidumbres se pide la cabeza de un ser infeliz como Yehude Simon. Se arriesga de este modo la unidad de la lucha contra el pernicioso neoliberalismo y el sujeto culpable de los crímenes cometidos; así se consiente de cierta manera la división en el movimiento popular, permitiendo la abundancia de maniobras gubernamentales dirigidas a derrotar a las mayorías del país, dando chance a la estructuración del paralelismo dirigencial, poblacional, regional y sindical, mientras se cocinan soluciones cero a la problemática peruana. ¿Es esta maquinación la reconciliación buscada?

    Comentario por Karlo — 25 febrero, 2011 @ 11:21 am | Responder

  8. I don’t know whether it’s just me or if everyone else experiencing problems with your site.
    It appears as though some of the text within your posts are running off the screen.
    Can somebody else please provide feedback and let me know if this is happening to them as
    well? This may be a problem with my browser because I’ve had this happen previously. Thanks

    Comentario por jocuri gratis cu masini — 30 enero, 2013 @ 3:29 pm | Responder

  9. low self esteem

    Retomando a Mariátegui. Comentario del libro “El Pez fuera del Agua” | Camino Socialista

    Trackback por low self esteem — 2 mayo, 2015 @ 6:04 pm | Responder

  10. happy new year Wallpapers santabanta

    Retomando a Mariátegui. Comentario del libro “El Pez fuera del Agua” | Camino Socialista

    Trackback por happy new year Wallpapers santabanta — 5 mayo, 2015 @ 7:00 pm | Responder

  11. don’t suffer with shyness

    Retomando a Mariátegui. Comentario del libro “El Pez fuera del Agua” | Camino Socialista

    Trackback por don't suffer with shyness — 9 mayo, 2015 @ 7:52 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: